Control de erosión de la pendientes de la carretera principal.

Las geoceldas Neoloy® proporcionaron control de erosión rentable y confiable de la pendiente de la carretera para proteger la pendiente pronunciada.

Desafío

A2 (la Autopista del Sol) es el proyecto de autopista más importante en Rumanía, entre Bucarest y Constanta en el Mar Negro. La sección Medgidia-Constanta, de 50 km, está actualmente en construcción por los grupos de construcción Max Bögl y Astaldi.

Con considerables operaciones de movimiento de tierra de corte y relleno, secciones significativas de la calzada requieren una muy fuerte pendiente de protección y control de erosión, hasta una inclinación de 55 grados.

Ante el desafío de desarrollar una moderna infraestructura viaria en Rumanía con presupuestos limitados, las autoridades nacionales de carreteras exigen soluciones de construcción rentables, fiables y sostenibles.

Lossistemas de confinamiento celular fueron elegidos por los promotores de carreteras por adelantado y especificados en las especificaciones del proyecto debido a su eficaz control de la erosión y su eficacia en la promoción de paisajes viarios ecológicos.

Solución convencional

Los métodos convencionales de control de la erosión de taludes tales como mantas y esteras de control de la erosión o geotextiles no son tan eficaces o fiables como los sistemas geocelulares, mientras que la piedra, los bloques de concreto y los gaviones son soluciones mucho más caras.

Solución de geoceldas Neoloy Tough Cell®

PRS ha sido seleccionado por el grupo Max Bögl para la protección contra la erosión debido a la ligereza y resistencia, la durabilidad, y el precio competitivo de PRS-NeoloyGeocell. Se utilizaron células Neoweb de tamaño 356 y 456 (200 mm de altura) para el proyecto, dependiendo de la inclinación de la pendiente.

Las secciones de 8m de PRS-NeoloyGeocell fueron fijadas y cortadas a la longitud de pendiente adecuada que osciló entre 17-20 metros. Después del anclaje en la berma de la cresta, las secciones se abrieron hacia abajo y se anclaron con estacas perforadas en el subsuelo duro con un martillo eléctrico.

Debido a la calcárea dura, un separador de geotextil era innecesario. Se utilizó mantillo localmente disponible para relleno (altura de 200 mm) con un sobrelleno adicional de 2-5 mm. Los taludes se hidrosemillaron con semillas de césped silvestre. Debido al inclinado conducto se aplicó mantillo para mejorar la retención de la semilla hasta que el cesped germinó y se enraizó.

Alrededor de 250.000 metros cuadrados se instalaron en 2011 con una cantidad similar prevista para finales de 2012, fecha de finalización del proyecto.

Las principales empresas constructoras del mundo eligen Geocelda Neoloy como su solución preferida para la protección de taludes, el control de la erosión a lo largo de la autopista A2, debido a:

  • Economía: solución sostenible y rentable
  • Medioambiental: entorno de crecimiento para taludes con vegetación y autopistas estéticas.
  • Ingeniería del suelo: excelente control de la erosión del suelo, estabilización de taludes y drenaje. Las perforaciones permiten que el enclavamiento del suelo y de la raíz estabilice aún más la masa del suelo
  • Durabilidad del material: resistencia a largo plazo a la fluencia, la oxidación, las temperaturas extremas, la luz UV – extiende la vida útil de la subestructura; supera cualquier geocelda de HDPE.
  • Instalación: las secciones ligeras facilitan el manejo y la instalación,
  • Sostenible: solución duradera que minimiza el mantenimiento, mientras que los suelos locales se utilizan para el relleno.