El refuerzo del pavimento del aeropuerto no produce ningún asentamiento

A pesar del asentamiento y la saturación graves del pavimento del aeropuerto de Ciudad de México, las Geoceldas Neoloy® lo reforzaron para estabilizar eficazmente la subrasante

El aeropuerto internacional de Ciudad de México se construyó sobre un lago; su suelo es de arcilla expansiva y tiene un contenido de agua cercano al 200 %. El asentamiento es un problema grave por el que varias pistas del aeropuerto necesitaron capas de asfalto de 4 m de espesor. Se esperaba que una plataforma aeroportuaria, que se construyó hace poco con pavimento convencional, se asentara 3 cm en los 3 puntos de carga vertical de aviones durante dos años. En realidad, ¡se hundió 3 cm en solo dos meses!

La aerolínea Interjet necesitaba resolver este problema para construir una nueva plataforma para el aeropuerto, lo que incluía el área de estacionamiento, el refuerzo del pavimento y la estabilización de la plataforma de trabajo, para las instalaciones de mantenimiento de sus flotas de aviones A-320. Pidieron a Ancora Ingenieria, uno de los principales diseñadores de pavimentos, una solución para distribuir las cargas del pavimento estructural sobre el problemático suelo.

Excavar el suelo no solucionó nada por sí mismo. Utilizar capas de hormigón y asfalto muy gruesas eran soluciones prohibitivamente caras. Utilizar concreto en la capa de la subbase estaba sujeto a agrietamiento por asentamiento diferencial. Ancora se dirigió a Innovater para que le encontrase una solución basada en geoceldas. Después de intensivas revisiones técnicas y de pruebas de ingeniería con Neoloy, una geocelda basada en HDPE, Ancora decidió que las Geoceldas Neoloy eran la mejor solución posible.

aire-ciudad-mex-sub3 aire-ciudad-mex-sub1 aire-ciudad-mex-sub2

Solución con Geoceldas Neoloy

La Geocelda Neoloy fue elegida como la única solución práctica para el asentamiento severo y los suelos saturados (ver ilustraciones anteriores). Después de excavar 185 cm de subrasante, se construyó una plataforma de trabajo con Geoceldas Neoloy 330-120-C de 15 cm de alto y rellenas de hormigón pobre. El “Efecto Viga” de las Geoceldas Neoloy actúa como una plataforma semirrígida sobre la subrasante blanda para estabilizarla y, así, que soporte la estructura del pavimento.

Sobre una capa de subbase de 125 cm de tezontle agregado (roca volcánica porosa con un tamaño medio de 2″), se instaló otra capa de Neoloy (12 cm de altura) en la capa base y se rellenó con materiales ligados hidráulicamente (HBM). Para compactarla al 98 – 100 % hicieron falta muchas menos repeticiones que con los materiales de construcción convencionales. La capa superficial era una fina capa de 10 cm de asfalto sobre una base estabilizada con 15 cm de cemento.

El rendimiento ha superado las expectativas: ¡las mediciones realizadas por las autoridades aeroportuarias después de 1,5 años han mostrado que no ha habido asentamiento en los 3 puntos de carga de las ruedas del avión en el pavimento reforzado con Neoloy!

Beneficios

  • Resolvió el "hundimiento" del pavimento del aeropuerto: gracias a una distribución de carga muy amplia
  • Instalación rápida y sencilla: solo hicieron falta 8 semanas para instalar 21.500 m2 de pavimento
  • Ahorro de costos: menor necesidad de utilizar capas muy gruesas de hormigón y asfalto
  • Mejora el módulo de relleno: para el pavimento resistente para aviones
  • Sistema de drenaje confinado: evita la degradación del suelo saturado