La construcción de taludes con berma pone una cara ecológica a la minería del carbón

Al utilizar las Geoceldas Neoloy® para construir taludes con berma, se conservó la estructura del suelo, se redujo la erosión y minería disfrutó de una fachada estética.

Desafío

Las consideraciones ambientales del desarrollo del pozo de la mina de carbón de Zacatoza, cerca de Piedras Negras, obligaron a construir una berma de protección de 12 m de altura. La berma funciona como una barrera física y estética entre el cielo abierto y las áreas residenciales vecinas de la ciudad. Además de la barrera visual, el talud se ajardina con vegetación mixta para proporcionar un "aspecto" ecológico a las operaciones mineras. La berma también ayuda a contener y controlar el polvo que pueda salir y la erosión del sedimento del sitio.

El talud de la berma es muy empinado (45 °), por lo que había que estabilizar el suelo y controlar la erosión, entre ello el drenaje, sobre todo porque el talud colinda con una carretera adyacente. Unidad Micare evaluó varias soluciones de protección del suelo que podrían lograr sus objetivos de una manera rentable.

Soluciones convencionales

La altura y la inclinación del talud obligaban a elegir estrategias únicas para proteger el suelo. Los muros de contención de suelos son más caros de construir, mientras que las superficies de blindaje duro no permiten tener un paisaje verde. Las esteras y coberturas de erosión con redes no son confiables, no aseguran la estabilidad del suelo que está bajo la superficie y no pueden usarse solas. Cubrir con césped es otra solución convencional, pero es inadecuada y cara en los ambientes áridos y difíciles de mantener, especialmente cuando para volver a poner vegetación hace falta bastante tiempo.

Solución con Geoceldas Neoloy

Las pequeñas Geoceldas Neoloy 330 de 10 cm de altura fueron elegidas como la mejor solución disponible. Se utilizaron barras de hierro en J para anclar Neoloy en el empinado talud de la cresta y pendiente abajo. Para el relleno se utilizó tierra vegetal local con contenido de grava. Al pie del talud se utilizaron Geoceldas Neoloy 330 de 7,5 cm de alto con relleno de concreto para construir una zanja de drenaje para el camino que debía transportar el exceso de agua de lluvia.

Neoloy sirve como una barrera mecánica que preserva la estructura del suelo y minimiza el impacto erosivo del agua y la gravedad. Esto evita la erosión de la escorrentía, la sedimentación de los cuerpos de agua locales y la pérdida de finos (polvo transportado por el aire) para preservar la calidad ambiental local.

Además, las Geoceldas Neoloy perforadas son un excelente estrato para que crezcan raíces y plantas. El paisajismo mejora el entorno visual y brinda control adicional del polvo, mientras que el enclavamiento de la planta y el suelo ayudan a estabilizar el suelo

  • Rentable
  • Instalación rápida
  • Durabilidad ambiental a largo plazo
  • Barrera estética ecológica
  • La vegetación suprime el polvo