Las geoceldas semirígidas Neoloy® fortalecen los suelos blandos.

La carga vertical en las geoceldas Neoloy rellenada con material granular compactado crea una losa semi-rígida o "efecto de viga" sobre los suelos blandos.

La carga vertical sobre Geocelda Neoloy™ rellenado con material granular compactado crea una losa semirígida o “efecto haz” sobre suelos blandos, como muestra la figura que se encuentra debajo. También conocido como efecto de membrana tensada, esto se refiere a la tensión que se desarrolla en el colchón curvo reforzado con geoceldas para resistir la carga vertical (Rajagopal, y otros 1999).

Sin embargo, este efecto depende de una deformación significativa de la estructura del pavimento (Han 2004). Como la sección reforzada con geoceldas es más rígida que el suelo circundante, la superficie curvada ejerce una reacción ascendente y reduce el esfuerzo neto sobre el subsuelo (Pokharel 2010). El efecto haz distribuye la carga de manera uniforme y efectiva sobre un área más amplia, y aumenta así la capacidad de carga y disminuye el asentamiento diferencial.

La zona de influencia creada por la geocelda es mayor que la altura de la pared celular. El efecto haz sobre la base reforzada de Geocelda Neoloy se verificó en estudios de laboratorio y con pruebas de campo por Han y otros, 2011, y Kief y Rajagopal 2011.

vertical-stresses-settlements-v2_550px

 

Ventajas

  • Mejorar la transferencia de carga
  • Reduce la tensión vertical sobre el subsuelo
  • Reduce el asentamiento diferencial
  • Aumenta la capacidad de carga
  • Mejora la estabilidad dimensional de las celdas
  • Permite un tráfico y cargas mayores
  • Aumenta la durabilidad del pavimento
  • Reduce el mantenimiento